Si quieres sacar partido a todas las funcionalidades que ofrece WordPress es conveniente que lo tengas alojado en un servidor propio bajo tu propio dominio.

Hay que tener en cuenta sobre esto que, cuando empezaste con tu blog optaste por la plataforma Wordpress.com porque era gratuita y ahora que has conseguido cierta relevancia y algunos de tus artículos han conseguido un buen posicionamiento en Google, debes de tratar de no perder estos enlaces conseguidos. Entonces te preguntas, ¿cómo migrar un blog WordPress a un servidor propio sin perder posicionamiento?.

Existen 5 pasos para migrar tu blog

1 Adquirir un dominio. Es la extensión .com, .es …..con el que se va localizar tu blog.

2 Adquirir un servicio de alojamiento o hosting. Es donde vas a instalar tu nuevo blog de WordPress. Lo puedes adquirir en Cybernéticos desde 4,33 €/mes.

3 Instalar WordPress. La mayoría de los servicios de alojamiento disponen de un interfaz gráfico que te facilita mucho la gestión. Te permite instalar distintos programas en tu servidor de forma muy sencilla, entre otros WordPress. Otra opción sería descargar el software desde WordPress.org e instalarlo y configurarlo a mano.

4 Exportar el contenido de WordPress.com. En el panel de administración de tu blog Wordpres.com dispones en el menú de la opción Herramientas/Exportar. Desde allí puedes exportar todas tus entradas,  comentarios y sugerencias a un fichero XML.

5 Importar el contenido a tu nuevo blog. Ese archivo debes importarlo desde el panel de administración de tu WordPress alojado. La opción también está disponible en el menú Herramientas/Importar.

Previamente es aconsejable instalar el mismo tema que teniamos en WordPress. com para mantener la misma estructura de contenidos y diseño. Además de mantener la estructura en los enlaces permanentes, por ejemplo, si la entrada se llamaba /2014/07/14/nombredelaentrada ahora se debe llamar www.tudominio.com/2014/07/14/nombredelaentrada/

¿Cómo no perder posicionamiento?

Hasta aquí has conseguido mover todo tu contenido a tu nuevo blog; pero has perdido todo el posicionamiento adquirido a lo largo del tiempo. Además si no borras el contenido de tu antiguo blog, Google penalizará tu blog por considerar que el contenido es duplicado.

Existe un mecanismo por el cual puedes redirigir el tráfico de una url a otra, es decir, el tráfico que te llegaba a una entrada de tu antiguo blog a la equivalente del nuevo. Eso se realiza mediante los redireccionamientos 301. El inconveniente es que, para mantener el posicionamiento de tus entradas y evitar el contenido duplicado, lo tendrías que hacer para cada una de tus entradas.

El proceso de redireccionamiento 301 tiene cierta complejidad técnica que puedes evitar gracias al servicio Site Redirect que ofrece WordPress por 11€ al año. Site Redirect realiza el cambio de todas las direcciones de tu antiguo blog al nuevo dominio; pero con una limitación, en tu nuevo blog tienes que mantener la misma estructura en los enlaces permanentes, que es como WordPress llama a las direcciones fijas de cada entrada. Es decir, si la estructura era /categoria/nombredelaentrada, las entradas migradas tendrán la forma tudominio/categoria/nombredelaentrada.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone